viernes, 26 de febrero de 2010

Seguimos con la serie

Buenos días!

mi intención era postear ayer para poder enseñaros algo todas las semanas. Ayer, entre unas cosas y otras tuve jaleillo, así que no lo dejo más, ahora mismo subo las fotos.

Lo dejamos en un río:
Siguiendo el camino del río nos encontramos zonas verdes humedecidas por las escasas lluvías que tuvimos (por suerte).
Es un camino más que apetecible ¿no creéis?
Pero, si lo seguimos, a unos metros de allí, nos encontramos con otra zona muucho más seca, producido seguramente por el transito peatonal. A pesar de eso, también tiene.... "su aquel"


Por último, y antes de regresar para explorar otro camino, una gran explanada se abre entre montañas y árboles. Un sol naranja baña la hierba y el río, en esta zona congelado (literalmente) complementa la vista a la perfección. Yo, viendo el paisaje, intento meter al sol en el encuadre regulando una velocidad muy alta.
Después hice más modificando parámetros y eso, pero... esta es mi favorita, así que aquí os la dejo.

Después de esta foto, como ya he dicho buscamos otro camino, pero eso ya lo dejo para otra "entrega". Espero que os guste.

6 comentarios:

Juan T.A. dijo...

Pues tuvisteis suerte, un día sin lluvia por estas fechas es casi un privilegio tal como pintan los cielos.
Un bonito paisaje, que en verano, pasear con toda esa arboleda tapizada de hojas tiene que ser todo un gustazo.
Me quedo con la última, tengo ganas desde hace tiempo de capturar un solete de esos con todas sus puntas, pero no acabo de cogerle las medidas, preciosa.
Saludos y bienvenido de nuevo por estas tierras blogueras.

Juan Carlos dijo...

Bien resuelto el contraluz con el Sol en alto. La pena es que ahora el campo no está como para mucho colorido. ¡¡Falta poco para la primavera!!

Un abrazo.

Sara dijo...

A mi me gustan todas.creo que cada vez haces fotos mas bonitas.
Una maravilla de lugar, quien lo diria?
besotes

SERGIO dijo...

Un paraje precioso. Gracias por mostrarnos la belleza de tu tierra.

Para mí la penúltima, por esa monocromía entre árboles, tierra y rocas, que tantas ganas dan de darse un paseo por el monte.

Sara dijo...

Soy yo otra vez, mil gracias. No fallas nunca, siempre estas cuando haces falta.eres increible.
un besote muy muy fuerte

SERGIO dijo...

Le echamos de menos caballero.

Vuelva!!!